Estrígil o estrigilo

Un estrígil o estrigilo (del griego ξύστρα y el latín strigilis) es un raspador de metal largo y fino que en la cultura grecorromana se usaba para limpiarse el cuerpo de aceite.Se trata de un instrumento metálico, compuesto de una espátula curva de sección semicircular y un mango con una ranura por donde se pasaba un aro metálico de suspensión que permitía colgarlo en la pared o llevarlo suspendido en el cinturón.

Fue utilizado primero por el pueblo etrusco después de sus combates, en la cultura griega era tradición que los atletas saliesen a la arena cubiertos con aceite que, al final de la competición, se retiraban ceremoniosamente junto con el polvo y la suciedad del cuerpo, este ritual es el que plasmó Lisipo en su Apoxiomeno, y por último por los romanos, como forma de lavarse en sus termas. El estrígil también podía ser usado antes del baño y antes de la aplicación de aceites para favorecer la transpiración y retirar las capas de piel muerta. Aristóteles así nos lo indica, y ante la abrasividad del método, Hipócrates recomienda emplear la esponja en lugar del estrígil.

En la Península Ibérica se han localizado en tres yacimientos arqueológicos. Dos ejemplares en una tumba de la necrópolis de Ampurias, otros dos en una tumba de la necrópolis de la época fundacional de Valentia, fechada en el 138 a.C. y el último estrigilo se encontró en 2008 en el yacimiento arqueológico de Segeda I.

Apoxiomeno (ἀποξυόμενος / apoxuómenos, del griego antiguo ἀποξὐω / apoxúô, “raspar”, “el Raspador”) es uno de los temas tradicionales de la escultura votiva de la Antigua Grecia que representa a un joven atleta limpiándose con un raspador el polvo, sudor y ungüentos de su cuerpo con el estrígil.

1459661_662340213805863_1081628480_n